Quien ama la vida, ama el Cine.

Quien ama la vida, ama el Cine.
El cine es como la vida,pero vista a traves de la subjetividad de un lente.

sábado, 25 de mayo de 2013

Cut 2 - De Valentino a De Niro / De Greta Garbo a Meryl Streep :

El Mundo de las Estrellas... 
Oye, está en el Cielo.

Marlon Brando rodeado de beldades en "Ellos & Ellas" ( "Guys & Dolls").

Grandes cambios vivió Hollywood después de la Segunda Guerra Mundial. 
Aunque el público concurrió en masa a las salas de cine, con la aparición de la televisión esta cómoda situación comenzó a variar ostensiblemente. 
El regreso de los soldados al hogar, incentivó una intensificación de la vida doméstica. Ya no sólo se estaba en casa para comer y convivir con los hijos, también se empezó a degustar el pasatiempo de descansar en la serenidad de un patio confortable, y con la compañía de esas "pequeñas grandes cosas" que obligan a disfrutar de lo que nos rodea. 
El auge en la construcción de los suburbios y la búsqueda de empleo en momentos de la readaptación a la vida cotidiana, remarcó un período de economías, que dejaron en un segundo orden, los gastos para ir al cine y otras diversiones comunes. 
Así, la televisión se transformó en el medio de diversión más accesible y barato. 
Como especifica Ian Haydn Smith, editor del "International Film Guide"
"Después del desembolso inicial , la televisión permitió a las familias disfrutar de entretenimiento, sin límite horario. Como sabían que a los espectadores les gustaba el cine, los canales de televisión empezaron a competir con los estudios, ofreciendo series que imitaban a los géneros cinematográficos más populares. Su éxito fue tan inmediato, que los estudios más pequeños quebraron y las cadenas de televisión compraron sus series y las usaron para rodar sus propios programas de entretenimiento para un amplio público".
La respuesta de las majors fue instantánea. 
"Haremos menos películas de relleno, y con más presupuesto, rodaremos épicas grandiosas e integraremos nuevas tecnologías como el CinemaScope o Vista Visión, para proyectar incluso Cine en 70 milímetros".
La competencia del cine con la televisión fue desigual, pero incentivó los cambios que habrían de tejerse en los próximos años.  


La Juventud Rebelde que Marcó una Epoca.
 
Un "close-up de Marlon Brando en sus comienzos.

 
En "El Salvaje" con la casaca de cuero negra y los blue jeans ajustados, se convirtió en leyenda especialmente para las minorías sexuales de su tiempo.

  
En el "backstage" de "Un tranvía llamado deseo" con Vivien Leigh.

 
James Dean fue a su modo, el ícono de toda una generación de jóvenes desencantados.

 
Curiosa fotografía donde aparece Nicholas Ray ( de espalda y con chaqueta ) dirigiendo una toma con James Dean y Natalie Wood de "Rebelde sin causa".


Con Julie Harris en "Al este del paraíso".


En un descanso del rodaje aparecen : Richard Davalos, Julie Harris, Harold Gordon, Lois Smith y James Dean en el set de "Al este del paraíso".

En 1952 , la Corte Suprema rebocó una decisión acerca de una ley promulgada en 1915, con lo que se amplió la libertad de expresión, hecho que permitió el desarrollo de nuevos temas y la aparición de jóvenes realizadores que se atrevieron a romper las barreras de la conformidad, con la producción de películas realistas, que abordaban situaciones relativas al aborto, la homosexualidad, las drogas y el sexo.
A nivel de intérpretes, el Actor"s Studio de Nueva York integró una pléyade de nuevos rostros, que se transformaron en íconos de los nuevos tiempos anticensura.
Un grupo de motonetistas integrados por ex-combatientes de la guerra, que mantuvieron los emblemas de sus antiguas guarniciones, trastocaron la supuesta apacibilidad de la pequeña ciudad de Hollister en California. 
Este hecho rescatado por un artículo de la revista Harper"s Magazine inspiró al productor Stanley Kramer, a desarrollar una película de tono liberal sobre las pandillas motorizadas que había en el país.
El filme titulado "El Salvaje" ("The Wild One", 1953 ) dirigido por Laslo Benedek, se considera el punto inicial de las películas juveniles de "rebeldes sin causa" que poblaron el cine durante un tiempo.
Marlon Brando vistiendo una cazadora de cuero negro y un jockey ladeado en su cabeza, se constituyó en el ícono de la rebeldía, y sin quererlo, en motivo de la adoración del artista Tom de Finladia y los Village People que lo transformaron en símbolo del movimiento gay norteamericano.
Aunque Brando se superó más adelante en papeles dramáticos, para envejecer con dignidad transformado en "El Padrino" o el mismo demonio en "Apocalipsis Ahora", nunca mantuvo ese halo misterioso del Rebelde espoleado por la sociedad. Tal vez, porque se dió cuenta a tiempo, que con treinta años en el cuerpo era difícil que siguiera por la senda de protagonizar roles de adolescente.
Ese espacio lo llenó sin esfuerzo, James Dean que exploró por el lado trágico los problemas del abandono y la soledad en su largo debut "Al este del Paraíso" ( "East of Eden", 1955) y de partida, puso de moda los sueteres deportivos.
Estrenado un poco más tarde, "Rebelde sin Causa" ( "Rebel without a cause", 1955), sólo vino a cimentar la fama que ya le produjo el filme anterior, para componer al ícono juvenil más emblemático de mediados del siglo XX.  
Con "Gigante" ( "Giant", 1956), en medio de cuyo rodaje perdió la vida, su figura imberbe, desprejuiciada, revoltosa y autosuficiente, acaparó las portadas de todo el mundo, durante un funeral que fue una despedida triste y dolorida para sus millones de fans, que le vieron partir demasiado joven.
Como diría Jack Kerouac : "Es mejor morir joven y feliz, pues eres un bello cadáver".   


Montgomery Clift y Elizabeth Taylor, la pareja imposible de "Ambiciones que matan" /"Un lugar en el sol".
  
Intentando emular a Rhett Butler en "El Arbol de la vida".


 
Con la preciosa Lee Remik en "Río Salvaje".

 
Brando y Dean, no fueron los únicos actores jóvenes que transmitieron el estado de ánimo de la juventud de su época. 
Esta lista somera debiera incluír a : Montgomery Clift que partió con el drama bélico "Los ángeles perdidos"/ "La Búsqueda" ( "The Search", 1948) de Fred Zinneman, donde intenta encontrar la madre desaparecida de un pequeño huérfano de guerra; para después participar en el western épico "Río Rojo" ( 1948) de Howard Hawks, donde sufre el desdén de un padre adoptivo ( John Wayne ) a quien enfrenta en una pelea antológica, remarcando las diferencias generacionales que se estaban viviendo entre padres e hijos. 
Más tarde, se sometió a los desvaríos de un amor imposible por Elizabeth Taylor en "Ambiciones Que Matan"/ "Un lugar en el sol" ( "A place in the sun", 1951) de George Stevens, para reinterpretar los códigos algo ñoños del melodrama de época en la fallida : "El árbol de la vida" ( "Raintree county", 1957), de Edward Dmytryck. 
Su filmografía posterior debe incluír : "De repente, el último verano" ("Suddenly last summer", 1959) de J.L.Mankiewicz, que lo emparejó a Katharine Hepburn, media alocada y misteriosa;  "Río Salvaje" ( "Wild River", 1960), la hermosa película romántica de Elia Kazan, donde compartió estelar con la preciosa Lee Remick; y "Los Indomables"/"Vidas Rebeldes" ( "The Mistifs", 1961), la vitalista crónica en ambiente western, que fue la despedida grandiosa en la vida real y en el mundo del cine de : Clark Gable, Marilyn Monroe y él. Cosas del destino. Película con "ghetta". En cualquier forma, Clift fue un actor versátil, con sensibilidad suficiente para transmitir la angustia y desesperación de una generación y recomponer las divagaciones de los cambios que se cernían sobre la sociedad de posguerra.


Nuevos Rostros.

John Garfield considerado el primer "rebelde sin causa", antecedente directo de los intérpretes que habrían de surgir en los 50.
 
John Derek, tuvo una fugaz carrera en melodramas urbanos y orientalias. Con el tiempo se hizo director, aunque tuvo desigual fortuna.



Paul Newman irrumpió con denodada fuerza en los años 50, para transformarse en un artista polifacético como actor, director, productor y guionista.


Para muchos estudiosos, los espasmos de independencia joven se remontan a John Garfield en sus películas más críticas de la sociedad.  Hay algo de eso. Pero no fue el único. Robert Walker y John Derek interpretaron los primeros esbirros adolescentes en tiempos de conflicto.
Sin llegar a ser escrutador, Paul Newman, Dirk Bogarde, el primer Richard Burton, bien pueden ser piezas autoreferentes del pulso de los nuevos tiempos que se instituyeron en el cine americano.
Constatemos por ejemplo, cómo Paul Newman pasó de ser un chico bonito cualquiera, a un actor versátil, productor avezado y director interesado en los cambios generacionales de su tiempo.
Desde su debut en "El cáliz de plata" ( "The silver chalice", 1954) a "Un largo y cálido verano" ( "The long hot summer", 1958), Newman avanzó una enormidad en cuatro años. 
Pasó de ser un simple mancebo fotocopiado de Dean, a instaurar su propia personalidad fílmica, con desdén, sentido de autosuficiencia y una naturalidad en escena, que podía ser volcánica y explosiva, como también tierna y romántica.
Más adelante, en su gran performance como un cowboy texano, vividor, mujeriego y rebelde en "Hud, el indomable" ( "Hud", 1961), la pieza maestra de Martin Ritt, donde hacía de hermano mayor de Brandon De Wilde, desafiando a su viejo padre Melvyn Douglas y tratando de seducir por la mala a su empleada doméstica, una Patricia Neal en toda su máxima belleza, el actor demostró toda su garra para el drama intimista. 
Newman llegó a ser un intérprete consumado, porque evitó los encasillamientos destinados a las caras lindas. 
El cinéfilo entusiasta puede ubicar un puñado de películas, que Newman hizo con absoluto dominio de sus recursos expresivos. Podía parecer buena persona, con algo de rastrero, superficial, ególatra, materialista, egoísta y pendenciero. 
Esta mezcla gustó a las plateas, especialmente cuando le tocaba interpretar a personajes con ambiciones desmedidas en el juego, en las mujeres, en la vida; aunque su fuerte eran los vividores, que estaban al límite de lo establecido, casi siempre en la cuerda floja de la ley.   
Sólo para que se tenten en ver en casa, también resultan imperdibles de su filmografía : "El Audaz"/"El vividor" ( "The Hustler",1961), que Martin Scorsese amplió en una continuación veinticinco años más tarde, con el título de : "El Color del dinero" ( 1986); "La gata sobre el tejado caliente" ( "Cat on a hot tin roof",1958), un magnífico estudio sobre la impotencia sexual con Liz Taylor; los westerns progresistas "Hombre" ( 1966) de Martin Ritt; "Butch Cassidy and the Sundance Kid", 1969) de George Roy Hill ; "El Juez del patíbulo" ( 1972) de John Huston y "Buffalo Bill y los indios" ( 1975) de Robert Altman; la comedia gangsteril "El Golpe" ( 1973) de George Roy Hill; ; la crónica de denuncia judicial "Ausencia de Malicia" ( 1981) de Sidney Pollack; y las más contemporáneas "El Escándalo Blaze" ( 1989) de Ron Shelton; "Mr.and Mrs.Bridges" ( 1993) de James Ivory; y "Camino a la perdición" ( "Road to Perdition", 2001 ) de Sam Mendes, entre otras.   

Elvis Presley, rockero y actor, con Ann Margret en "Viva Las Vegas".

Tab Hunter explotando su atributos físicos con la hermosa Linda Darnell en "Saturday Island".

Rock Hudson y Liz Taylor en "Gigante", la pareja ideal para el cine de su tiempo.

Tony Curtis y Janet Leigh, pareja en la vida real y en la pantalla grande.
 
Carroll Baker hizo historia como la erótica jovencita de "Baby Doll", para más tarde interpretar a Jean Harlow con todo el glamour de otros tiempos.

  
Sandra Dee encarnó el símbolo de la juventud positivista acomodada, con una gracia que la convirtió en "Tammy" y luego en"Gidget". 


Deliciosa actriz, Lee Remik derivó de papelitos de chica sensual a dramas intensos y contestatarios.

 
Suzanne Pleshette fue mujer coqueta y remilgada, para pasar a evolucionar a roles más dramáticos y realistas.


 
Connie Stevens, ideal en papeles de chica natural impostada por las reglas hollywoodienses, mancilló su carrera en la televisión.


Pamela Tiffin luciendo el mentón perfecto junto a James Darren en "The Lively", dirigida por Jack Arnold.
 
Elke Sommer explotó un nuevo concepto del sexo basado en la promesa de dar para recibir.


Elvis Presley, cantante de rock que partió estelarizando dramas como "Jailhouse Rock" ( 1957), evolucionó hacia comedias musicales algo insípidas, hechas para promocionar su figura y sus discos.
Más adusto, Bill Haley y sus Cometas con el tema "Rock Around The Clock" integraron la banda sonora de "Semilla de Maldad" ( "Blackboard Jungle", 1955) con la crudeza de un profesor ( Glenn Ford ), metido en un colegio de jóvenes marginales y descarriados encabezados por el actor de color Sidney Poitier. 
Las películas del "star system" ya no volvieron a ser lo mismo. El sentido lúdico de "El Mago de Oz" y "Mujercitas", había quedado desplazado por un cine realista, capaz de estrujar las noticias del día, en sendas historias dramáticas y someterlas al escrutinio público, con la confianza de estar ampliando el registro de la expresividad del lenguaje audiovisual.  
Detrás de cada nuevo grito de insubordinación, nuevos rostros afianzaron sus carreras en la pantalla grande.
El recordado crítico español José Luis Guarner anotó al respecto :
"Con la llegada de los años cincuenta, el desfase de valores ya evidente tanto en la vida estadounidense como en el sistema económico de Hollywood, conduce a los productores al descubrimiento, de que el público juvenil puede y debe ser consumidor. Nacen los famosos boby soxers , club de muchachas adolescentes que exigen sus propios ídolos y, a veces, contribuyen a elevar la cotización de actores como : Tab Hunter, Rock Hudson o el primer Tony Curtis. Ninguno de ellos es una gran actor en esta época y , sin embargo, ha bastado la imposición de su presencia, la habilidosa exhibición de sus prestancias físicas respectivas con bañador de por medio, para que un público nuevo responda ante incentivos también nuevos. Y frente al galán romántico de otras productoras ( Stewart Granger, Mel Ferrer, Cornel Wilde, Victor Mature, etc ), surge el ídolo juvenil de la Universal, que no ha dejado nada  a la improvisación en su variante romanticoide ( Hudson), deportista ( Curtis ) y universitaria ( Hunter )".  
Cada productora se anota después con sus propios ídolos dirigidos a las plateas adolescentes. 
Entre los varones se cuentan : Perry Lopez, Fess Parker, William Campbell, Sal Mineo, Steve McQueen, Troy Donahue, John Saxon, James Darren, Richard Beymer, John Gavin, Bobby Darin, Robert Goulet, Anthony Perkins, George Hamilton, Frankie Avalon, Brandon De Wilde, Stephen Boyd, Horst Bucholtz, Keir Dullea, Fabian, Paul Anka, Tommy Sands, Robert Wagner, Jeffrey Hunter y Michael Callan.   
Entre las damiselas, se consideran : Anne Francis, Sandra Dee, Mona Freeman, Nancy Olson, Peggy Ryan, Natalie Wood, Ann Margret, Carolyn Jones, Carroll Baker, Lee Remick, Connie Stevens, Luana Patten, Millie Perkins, Suzanne Pleshette, Tuesday Weld, Hope Lange, Elke Sommer, Jill St.John, Yvette Mimieux, Nancy Sinatra, Carol Lynley, Joan Freeman, Nancy Kovack, Irina Demick, Suzy Kendall y Stella Stevens.
Ciertamente, muchos de estos intérpretes se descolgaron de las películas para pasar el rato a producciones de mayor vuelo e interés, una vez, que crecieron y se desarrollaron profesionalmente. Incluso, muchos de ellos, terminaron en la televisión, o , en paralelo, siguieron una carrera alternativa, si ya venían del teatro o la música.


El Auge de la serie B.

La Bella y la Bestia : Julia Adams va en brazos del hombre anfibio de "El Monstruo de la laguna negra".
Yvette Vickers, figura menor de las monster movies, explotando su exquisita sensualidad a flor de piel.

Veronica Carlson de las "Hammer Girls" británicas, llegaron al cine americano provocando una agradable batahola.

 
Marie Windsor, en la foto promocional  de su carrera.


Con la amenaza de la hecatombe nuclear y el inicio de la carrera espacial, las pequeñas productoras o las majors hicieron un espacio para desarrollar un cine de terror y ciencia ficción acorde al público joven, que empezó a abarrotar los pequeños teatros de barrio y los autocinemas.
El Cine B en los años cincuenta y parte de los sesenta, vivió un resurgimiento especialmente significativo, que tuvo a sus pequeñas estrellas sometidas a papeles recurrentes, donde defendían el planeta de invasiones extraterrestres o amenazas monstruosas, o se aventuraban en explorar los confines del universo.
Actores que se hicieron famosos en el género como : Richard Carlson, John Agar, Richard Denning, Kenneth Tobey, Kevin McCarthy, Leslie Nielsen, Cameron Mitchell, Richard Webb, James Arness, Edmund Gwenn, Les Tremayne, Dick Miller, Gene Barry , Hugh Marlowe, Leo G.Carroll, Morris Ankrum y Michael Rennie, o gozaban de una popularidad encendida por la constancia en el género, casi siempre en roles de héroe sumido en hechos sobrenaturales, o científicos consumados, profesores veteranos, comandantes prestos a defender el planeta Tierra, con los efectos visuales de la época.
Adicionalmente, las actrices le dieron la réplica a los galanes y característicos de moda, con una complicidad que denotaban sus esbeltos cuerpos y espectaculares rostros, casi siempre preparados para correr, gritar o espantarse con alienígenas espeluznantes, monstruos prehistóricos revividos, o sufriendo las consecuencias de una explosión atómica.
Entre las mejores "B-Movie Babies" debemos citar a : Allison Hayes, Barbara Rush, Verónica Carlson, Beverly Garland, Marie Windsor, Yvette Vickers, Dana Wynter, Faith Domergue, Ann Robinson, Paula Raymond, Julia Adams, Pamela Duncan, Joan Weldon, María English, Mala Powers y Marian Carr.   


En los terrenos de la Aventura Selvática.
 
Lex Barker con Dorothy Hart y el niño Tommy Carlton en la saga de los "Tarzán".


Barker en su debut como el mítico hombre mono en "Tarzán y la fuente mágica".

El actor neoyorquino Lex Barker asumió el relevo que dejó Johnny Weissmüller en la estelarización de "Tarzán, el hombre mono", realizando cinco películas para la RKO, acompañado por Brenda Joyce, Dorothy Hart o Virginia Huston
Debutó con "Tarzán y la fuente mágica" ( "Tarzan"s magic fountain", 1948) y culminó con "Tarzán y la mujer diablo" ( "Tarzan and the she- devil", 1953).
Alejado del cine hollywoodiense, Barker hizo de actor en Europa y también de director en Alemania e Italia, filmando cintas netamente comerciales sin mayor repercusión.  

Los sucesivos tarzanes que el cine tuvo hasta la fecha, fueron : Gordon Scott, Denny Miller, Clint Walker, Jock Mahoney, Ralph Hudson, Anthony Freeman, Mike Henry, Ron Ely, Steven Hawkes, David Carpenter, Miles O"Keefe, Christopher Lambert y Casper Van Dien.

Ciertamente, este personaje basado en las novelas de Edgar Rice Burroughs, es junto a James Bond, uno de los que ha tenido más larga vida cinematográfica.



Idolos de la Comedia.

16 comedias hicieron juntos Dean Martin y Jerry Lewis.
  
Doris Day pasa indistintamente de cantante a comediante, para poner en el tapete, la guerra de los sexos, a dúo con Rock Hudson.


 
Audrey Hepburn , una notable actriz que se lució en comedias sofisticadas y románticas.

 
Marilyn Monroe y Tom Ewell haciendo historia en "La Comezón del séptimo año"/"La Tentación vive arriba".

La pareja perfecta en un musical entrañable : "La Novicia Rebelde" con Julie Andrews y Christopher Plummer.
 
Difícil abstraerse de la moda que surgió en los cincuenta y sesenta, con la comedia de situaciones. Es cierto, hubo un despertar mayúsculo que intensificó el debut de un dueto singular conformado por Jerry Lewis y Dean Martin, y salieron a la explanada las historias familares que analizaban el matrimonio, la guerra de los sexos y las diferencias irreconciliables de parejas características como Rock Hudson y Doris Day
Detengámonos un instante en la pareja Lewis & Martin, para entender la esencia del "slapstick". 
Debutaron juntos en 1949 y hasta 1956, trabajaron en dieciseis películas , la mejor de las cuales sigue siendo : "Artistas  y Modelos" ( "Artist & Models", 1955) de Frank Tashlin.
Sobre el dueto, recuerda Lewis :
"Yo cree con mucha anticipación el concepto Lewis & Martin. Un niño y su hermano mayor. O un hombre angustiado ( yo ) y su amigo. Yo quería unir por primera vez a un hombre apuesto y a un payaso, oponer el sexo al slapstick. En la historia de las parejas cómicas siempre hay un gordo y un flaco, o un alto y un bajo. Pero nunca se había centrado en el interior de una combinación cómica, el interés hacia lo sexual. Tenía ya la idea en la cabeza cuando conocí a Dean. Necesitábamos un número e impuse el mío, que escribí durante unos diez años ininterrumpidos, y mientras duró nuestra colaboración, Dean fue efectivamente mi hermano mayor".   
En el plano de las actrices, Audrey Hepburn se transformó en un ícono de la moda con sus grandes sombreros y su figura delgada atractiva y mimosa, especialmente dotada para comedias inolvidables como : "La Princesa Quería Vivir"/"Vacaciones en Roma" ( "Roman holiday", 1953), "Sabrina" ("Sabrina", 1954), "Muñequita de lujo"/"Desayuno con diamantes"( "Breakfast at Tiffany"s, 1961) y "Dos en la carretera" ("Two for the road", 1966), grandes comedias que mezclaban la mirada amorosa con la crítica reflexiva, el cuento mágico y el realismo contingente.
Entre todas las lúcidas estrellas del momento, ninguna fue más que Marilyn Monroe, sobretodo en este género que la hacía envidiable. 
De la típica "rubia tonta" que interpretó en algunas películas, pasó a ser la "rubia gran corazón" que todo lo soluciona con el contoneo de sus sensuales curvas, su vocecita arrulladora, su grácil talento para matizar la jerigonza urbana con la espontaneidad rural, y el atribulado margen que existe entre la gracia dicharachera y el humor corrosivo.
"Los caballeros las prefieren rubias" ( "Gentlemen prefer blondes", 1953), "Como casarse con un millonario" ( "How to merry a millionaire", 1953), "Luces de candilejas" ( "There"s no business, like show business", 1954), y sobretodo, "La Comezón del séptimo año"/"La Tentación vive arriba" ( "The seven year ich", 1955) y "Una Eva y dos Adanes" / "Con faldas y a lo loco" ( "Some like it hot", 1959), hicieron de ella, uno de los más grandes mitos de la historia del cine. 
En materia musical, en los sesenta, se impusieron Julie Andrews con : "Mary Poppins" ( 1964) y "La Novicia Rebelde" ( 1965) y la cantante Barbra Streisand con "Funny Girl" (1968) y "Hello Dolly" ( 1969).
A su lado, brillaron otras figuras que también probaron fortuna en el arte de hacer reír con distintos resultados : Cary Grant especialmente notable, Tony Curtis absolutamente pristino, Jack Lemmon y Shirley MacLaine, asertivos y modernos; Robert Morse atolondrado y extraño, Jayne Mansfield, la rubia más estúpida que ingenua; Tony Randall, el surrealismo del Dr.Lao transformado en cuento ; Tom Ewell , envidiable como "viudo de verano"; Joanne Wooward, la rubia inteligente que estaba faltando; Peter Sellers inmortalizando los gags destructivos como el Inspector Clouse en "La Pantera Rosa" ; David Niven ideal como galán sofisticado y elegante; y más tarde, Woody Allen, que consagró con su particular estilo, la moda de reírse de sí mismo, haciendo una notable carrera como actor, guionista y director.



Cuestión de dignidad.

 
Sidney Poitier en su primer rol estelar como médico  en "No Way Out".

  
Con Lilia Skala en : "Lilies of the field".

 
Con Tony Curtis en : "Fuga en cadenas", una gran metáfora antiracista.


Con la apertura temática del cine en Hollywood, gravitaron nuevos enfoques para definir las cuestiones sociales que preocupan en el conciente de la nación.
El racismo, que ya había sido abordado de manera tangencial en algunas películas de los años cuarenta, cobró importancia radical en los cincuenta, con la aparición de nuevas estrellas, entre las cuales , brillaba sin distinción el magnífico Sidney Poitier, el primer actor de color realmente famoso, que llegó a transformarse en un verdadero ícono de referencia sobre los cambios raciales que se vivían en Estados Unidos.
Hay que entender que, el cine norteamericano durante mucho tiempo, representó a la comunidad negra según los viejos mitos de la tradición de las plantaciones del Sur, generalmente como seres serviles y bondadosos.
"A finales de los 30, Hollywood ponía sobretodo el acento en las figuras amables y serviciales de los negros, que alcanzaron su pináculo en "Lo Que el Viento se llevó" ( "Gone With the Wind", 1939), por la que Hattie McDanield obtuvo el Oscar de la Academia- el primero concedido a una persona de color -, como Mejor Actriz Secundaria por su interpretación como la gruñona pero fiel Mammy que cuidaba de Scarlett O"Hara".   
Esta situación comenzó a evolucionar después de la guerra. Poitier apareció en el momento oportuno. Vino para quedarse y abrir una gran puerta por donde surgió una camada de grandes actores de color, que interpretaron papeles principales lejanos a los arquetipos más recurrentes del cine anterior.
Poitier debió luchar muchísimo para hacer valer sus derechos en el Hollywood dominado por los blancos y donde los actores de su raza, estaban relegados, por lo general , a papeles de relleno o secundarios.
"Todos y cada uno de sus movimientos y decisiones deben contemplarse, teniendo en cuenta el cambiante papel de los negros en EEUU, un factor que ha echado sobre los hombros de Poitier una pesada carga que ningún otro intérprete ha tenido que soportar".
Debutó en Hollywood en 1950, en "No Way Out" que es un filme trascendente por dos razones que la crítica ha remarcado con profusión.
"En primer lugar, fue una de las primeras películas en las que aparecía un negro educado y racional en un papel no secundario. Poitier interpretaba en ella a un médico interno en un gran hospital urbano que se convierte en centro de una polémica, cuando un paciente suyo, un racista empedernido, fallece. No cabe poner en duda el progresismo de la película; pero, además de mostrar a un negro desempeñando un papel profesional anteriormente reservado para los blancos y su vida hogareña como un respetable ciudadano de clase media. No Way Out es también importante, por ejemplificar la peculiar forma de interpretar a los negros puesta en marcha por Poitier. Su estilo sugiere una rabia y energía controladas expresadas a través de la mirada, de una cierta austeridad en los gestos y de una forma lenta y deliberada de pronunciar los diálogos".  
La carrera del actor se potenció después con numerosos títulos, cuidadosamente seleccionados por el intérprete y donde tuvo la ocasión de reafirmar su compromiso político, en un estado conciente, de ser el único actor de color que trabajaba regularmente en Hollywood.
Películas como : "Cry, the beloved Country" ( 1952), "Red Ball Express" ( 1953); "Semilla de Maldad" ( 1955); "The Phoenix City Story" (1955); "Fuga en Cadenas" /"Fugitivos"( "The Defiant Ones", 1958); "Porgy & Bess" ( 1959) ; "Lilies of the Fied" ( 1963), por la que obtuvo el Oscar al Mejor Actor;  "Adivina quien viene a cenar" ( "Guess Who"s Comming to Dinner", 1967) y "Al calor de la noche" ( "In the heat of the night", 1967), revelaron la bravura e incluso la arrogancia de un hombre triunfante que apostó por su talento, su carácter y su fuerte sentido político para exigir un trato igualitario en la industria del cine de siempre.


Blanco- Negro - Color

Clarence Muse en : "Broken Strings". El actor de color pasó de roles estelares a secundarios tan trascendentes, como el vejete cuidador de caballos en "El Corcel Negro".

Hattie McDaniel hizo de "Mammy" en "Lo Que el Viento se llevó" y repitió este arquetipo innumerables veces para sobrevivir.

Bill "Bojangles" Robinson con la pequeña Shirley Temple en: "La Pequeña Coronela", con la prodigio trabajó en varias ocasiones.

Louise Beavers, hizo de chaperona y empleada doméstica en infinidad de comedias y dramas.
Lincoln "Stepin Fetchip" Perry,  pasó a ser característico indispensable en westerns, comedias y filmes de acción.

 
Woody Strode insustituíble secundario de las películas de John Ford, aparece en : "El Sargento negro".


De modelo a actor Richard Roundtree fue "Shaft" y conquistó al espectador de color con una serie de policiales, donde él era el héroe. Viajó hasta el Africa donde hizo una secuela del filme.

James Earl Jones la estupenda voz de CNN y "Darth Vader", se convirtió en un notable actor dramático con "La gran esperanza blanca", a partir de la que hizo una promisoria carrera.

Samuel L.Jackson es un excelente característico que ha hecho notables papeles en : "Fiebre de selva", "Jurassic Park", "Tiempos violentos", "Django", "El Protegido", "Jackie Brown", Un romance peligroso", "XXX", y "Star Wars", especialmente dotado para los filmes de acción y pirotecnia.
 
Whoopie Goldberg que debutó con el rol central del drama "El Color Púrpura" de Spielberg, sólo logró papeles secundarios después de intentar mantener una carrera como comediante. "Cambio de hábito" es su comedia más famosa.


Halle Berry siempre hermosa, se atreve a interpretar papeles complejos y osados.
  

Will Smith saltó de la televisión al cine, con una especial capacidad para hacer humoradas en películas de acción y ciencia ficción. De hecho, la juventud de su país, le idolatra. Sus hijos pretenden seguir la tradición.

Un puñado importante de intérpretes negros lograron recurrrencia en el cine sonoro en base a papeles característicos que repetían muchos de los esquemas de "La Cabaña del Tío Tom".
De entre todos ellos, no debemos olvidar el aporte de : Al Freeman Jr., Antonio Fargas, Butterfly McQueen, Bill "Bojangles" Robinson, Beah Richards, Brock Peters, Bill Walker, Clarence Muse, Canada Lee, Darby Jones, Dooley Wilson, Eddie "Rochester" Anderson, Estelle Evans, Fayard & Harold Nicholas, Godfrey Cambridge, Hattie McDaniel, Harry Belafonte, Juano Hernández, James Baskett, Louise Beavers, Lena Horne, Lincoln "Stepin Fetchit" Perry, Mantan Moreland, Noble Johnson, Paul Winfield, Ruby Goodwin, Roscoe Lee Browne, Raymond St.Jacques, Scatman Crothers, Sammy Davies Jr., Spencer Williams Jr., Woody Strode.
La proliferación de temas y la llegada de nuevos realizadores en los sesenta ( como Gordon Parks, Ossie Davis, Mario Van Pebbles ), proveyeron de nuevos talentos al cine norteamericano de color. 
Muy popular fue Jimmy Brown, un supermacho, atlético y vitalista, que había sido ex jugador de rugby y que alcanzó la gloria en el cine de acción.
Las chicas negras también llegaron para quedarse. Actrices notables como : Ruby Dee, Diana Sands, Vonetta McGee, Abbey Lincoln y Diahann Carroll, lograron repartirse los papeles de mujeres listas, independientes y agresivas.
A la sutileza de los nuevos tiempos, se abrió en los 70 el mercado exclusivamente dirigido a la gente de color. 
Actores como James Earl Jones, Billy Dee Williams, Ron O"Neal, Thalmus Rasulala, William Marshall, John Amos y Richard Roundtree, el famoso detective "Shaft", adelantaron el camino de otros portentosos intérpretes, que se han convertido en los rostros característicos de estos últimos treinta años del cine estadounidense.
Cabe mencionar entre ellos a : Albert Hall, Berney Casey, Bill Nunn, Bill Cosby, Carl Weathers, Chiwetel Ejiofor, Charles S.Dutton, Cuba Gooding Jr., Chris Tucker, Denzel Washington, Danny Glover, Delroy Lindo, Damon Wayans, Djimon Hounson, Dorian Harewood, Eddie Murphy, Ernie Hudson, Frank McRae, Forest Whitaker, Gregory Hines, Giancarlo Esposito, Howard E.Rollins, Isaiah Washington, Jamie Foxx, Joe Seneca, Louis Gossett Jr., Laurence Fishburne, Moses Gunn, Morgan Freeman, Mario Van Peebles, Michael Clarke Duncan, Richard Pryor, Ron Canada, Stan Shaw, Samuel L.Jackson, Tracey Walter, Ving Rhames, Wesley Snipes, Will Smith, Yaphett Kotto, y entre las actrices : Angela Bassett, Cicely Tyson, C.C.H.Pounder, Charlotte Lewis, Grace Jones, Halle Berry, Iman, Jada Pinkett Smith, Joie Lee, Jeniffer Lewis, Limary Agosto, Naomi Campbell, Oprah Winfrey, Pam Grier, Rosario Dawson, Rae Dawn Chong, S.Epatha Merkenson, Tisa Campbell Martin y Whoopie Golberg.  


Idolos de las plateas.

 
Curiosa fotografía con Roger Moore y Sean Connery, ambos James Bond con Ursula Andrews, en "Dr.No", el inicio de la saga 007.

 
Con Ursula en la foto promocional de "Dr.No".


 
Como 007 en "Los diamantes son eternos".

 

Warren Beatty al principio de los 60, se convirtió en el nuevo ídolo de las fans.


 
Con Faye Dunaway y el director Arthur Penn en : "Bonnie & Clyde".


En los años sesenta, el escocés Sean Connery fue James Bond desde "Dr. No" y se transformó en  un ícono que repercutió en el mercado norteamericano con absoluta fiereza y recurrencia.
El recordado crítico y escritor español Terenci Moix, escribió a propósito de 007-Connery  : 
"El personaje  ideado por el novelista Ian Fleming llenó los años sesenta con una nueva dimensión de la aventura: lujo, intriga, ciencia ficción, refinamiento, horterada, pop art, body art, y claro está machismo, violencia a destajo y erotismo a porrillo, aunque siempre controlado para no asustar a la clientela femenina. Puestos a tener de todo, Bond tenía licencia para matar".
Saliendo de las aguas ataviada en un coqueto bikini blanco Ursula Andrews se transformó enla primera chica Bond, a las que se uniría luego, Daniela Bianchi, Honor Blackman, Shirley Eaton, Claudine Auger, Luciana Paluzzi, Mie Hama, Jill St.John, Lana Wood, Barbara Carrera y Kim Basinger. Todas junto a Connery en distintos tiempos y urdiendo diferentes maneras de ultimar o cazar al héroe.
El éxito de la premisa fue tal, que hasta hoy se mantiene como el personaje cinematográfico de más larga data de la historia del cine.
Hollywood respondió a los británicos la premisa del Agente 007, con Matt Helm que no logró desplazar el fenómeno inglés, y se tuvo que contentar con introducir a otros actores locales en roles de agente encubierto, como Dean Martin, Lee Marvin o James Coburn.
Un caso especial es Clint Eastwood, conocido hoy como actor, productor y director. 
Se hizo famoso con la trilogía de spaghetti westerns" de Sergio Leone primero, y las cinco películas de acción policial , a partir de "Harry el Sucio" de Don Siegel, segundo, para armarse su propia productora "Malpaso" y desde allí, mantener el gusto por el western y proyectos magníficos de dirección como : "El Jinete Pálido", "Los Imperdonables", "Bird", "Un mundo perfecto"; "Cazador negro, corazón blanco" ; "Los Puentes de Madison", "Million Dollar Baby" y "Gran Torino".
Como bien remarca el crítico, escritor y director de cine chileno Alberto Fuguet
"La obra de Eastwood habla por sí sola, sobrepasa todo lo dicho o hecho por su autor y posee una coherencia asombrosa, en especial si se considera que cada uno de sus filmes fue realizado y concebido en el seno de la industria. El jamás ha pretendido pasar por intelectual y carece de una formación académica formal, utiliza la intuición y la autodisciplina como elementos claves para realizar sus películas de una transparencia y una economía narrativa tal, que develan esa inmensa fe que Eastwood - tal como John Ford - , posee en el relato, los personajes, el paisaje y la interacción entre estos tres elementos".

Otro rostro importante que surgió en el cine estadounidense de los sesenta, fue Warren Beatty, que llegó con los antecedentes de haber participado en varios espacios dramáticos de teatro y televisión, en compañías de repertorio de Broadway, para dulcificar su rostro, en sendos dramas románticos como : "Esplendor en la Hierba" ( "Splendour in the Grass", 1961) con Natalie Wood; "A cada cual su propio infierno" ( "All Fall Down", 1962),con Eva Marie Saint, y la violenta "Bonnie and Clyde" (1967) con Faye Dunaway.  
Con los años, Beatty se hizo productor y director ( "Reds " y "Dick Tracy" ) y un infaltable rostro de las revistas de cominillos  que explotan la vida íntima de las estrellas. 
Para ellas, Beatty no sólo es un "petite bouche" ( bocadillo ), como le gustaba decir a Marlene Dietrich respecto a sus amantes masculinos; sino un sexómano capaz de satisfacerlas con el sólo poder de su mirada y su eros.
Esto explicaría la ironía que tuvo su hermana , la actriz Shirley MacLaine, cuando se refirió al tema en una ocasión : "Debo ser la única actriz en Hollywood que no se ha acostado con mi hermano. Me gustaría hacer una película con él, para saber qué es lo que le fascina a tantas mujeres".   

 
Robert Redford impuso una presencia jovial y vigorosa, que no desentonó con los años, para ampliarse a las tareas de producción y dirección. Padre gestor del "Sundance Festival".


Con el director Sidney Pollack filmando "Los tres días del condor".


Otro de los grandes actores que surgió con fuerza en estos años, fue  Robert Redford que aplicó una política parecida a la que tuvo Newman en sus comienzos. 
Se inició en roles más o menos arquetípicos,  para evolucionar rápidamente a papeles de mejor cuantía, donde explotó su lado romántico, jovial y luminoso.
Desde "La jauría humana" ( "The Chase", 1966) a ""El Gran Gatsby" ( "The Great Gatsby", 1974); de "Descalzos en el parque" ( "Barefoot in the Park", 1967) a "Brubaker" ( 1980); de "El valle del fugitivo" ( "Tell Them Willie Boy is Here", 1969) a "El mejor" ( 1984) de "Nuestros años felices"/"Tal como éramos" ( "The Way We Were", 1973) a "El Señor  de los Caballos" ( 1997), de "Todos los hombres del presidente" ( 1975) a "Secretos de un secuestro" ( "The Clearing", 2004); de "Los tres días del Cóndor" ( 1976) a "Havana" ( 1990), de "El Candidato" ( 1972) a "Africa Mía" ( 1985), la filmografía de Redford es un acertado panegírico de sensaciones ambivalentes, crítica social, referentes históricos, contrustos políticos y  desarrollo profesional. 
Quizás todavía moleste su inexpresividad lejana, su parsimonia contestaria, su lucidez mundana, sin embargo hay que destacar, su absoluta convicción en los valores humanos, en la simbiosis estrella / hombre público que le ha permitido transformarse en el midas del cine independiente, desde que creara el "Festival de Sundance". 
Nadie como Redford, para entender la multiplicidad de acciones que se pueden emprender desde la posición gozosa de una star de Hollywood. 

 
Dustin Hoffman con Anne Bancroft en : "El Graduado". Notables actores que lograron una comedia sexual despegada de las estructuras normativas del viejo Hollywood. Original e inolvidable.


 
Como el "Capitán Garfio" con Robin Williams en "Hook".

  
Abrochándo los zapatos de Justin Henry su hijo en el filme : "Kramer vs. Kramer".

  
En una foto promocional de la citada película junto a Justin Henry.


Con Jon Voigh en "Perdidos en la noche" /"Cowboy de medianoche".

Con Tom Cruise en "Rainman", papel que le dió el Oscar.

El último grande de esta camada de estrellas, debe ser Dustin Hoffman que apareció con "El Graduado" ( 1968) en los momentos justos para desbloquear las inequidades temáticas, de un cine que se estaba haciendo demasiado recurrente en los clichés de la comedia familiar y mundana.  
Hoffman es por correspondencia, un actor estudiado, detallista, camaleónico, y superior a su pequeña estatura, un gigante de la interpretación "corporal", esa que transmite sus sensaciones con el movimiento envolvente de sus extremidades físicas. Nada puede ser más impactante que ver al Hoffman marginal , amigo de un cowboy prostituto gay en la estupenda "Perdidos en la Noche" ( 1969) , al joven con deslices amorosos compartiendo techo, alimento y sexo con Mia Farrow en "John & Mary" ( 1970), o al insípido proindigenista de "Pequeño Gran Hombre" ( 1971).
Hoffman puede ser versátil a rabiar. Vean la infinidad de títulos notables que interpretó en su segunda etapa en los setenta : "Perros de Paja" ( 1972); Papillon" ( 1973); "Lenny" ( 1974); "Todos los hombres del presidente" ( 1976); "Maratón de la Muerte" ( 1976); "Libertad Condicional" ( 1978) y "Kramer versus Kramer" ( 1979). 
Perpendicular al eje de sus absisas, Hoffman rompió los tabúes que el tamaño importa. Desde la placentera superficie de su estatura celestial, logró convertir el "transformismo de su anatomía", en marca a fuego lento y en escuela para los futuros intérpretes que venían a imitarle. Observen lo que hizo después : "Tootsie" ( 1982); "La muerte de un vendedor viajero" ( 1985); Rainman" ( 1988); "Negocios de Familia" ( 1989); "Dick Tracy" ( 1990); "Billy Bathgate" ( 1991) y "Hook" ( 1991), sin contar sus aciertos y desaciertos en la etapa de madurez en los 80 y la actualidad.
Ni siquiera en papeles de carácter como en la hermosísima "Descubriendo el país del nunca jamás" ( 2003) o tonteras del estilo "Los Flockers: la familia de mi novio" ( 2004), Hoffman ha dejado mal parado su nombre. 
A vista y paciencia de los más altos en estatura y presencia física, Hoffman resulta una anomalía/ maestra en el panorama del cine americano. 
Sencillamente porque ha hecho lo que ha querido, con la suficiente inteligencia como para abordar todos los temas más candentes de su época y salir bien parado en cada proyecto que se propone, por muy complejo y exigente que éste sea. Sí señoras y señores : como Hoffman no hay. All Right !!!


Nuevas Dinastías.
Jane Fonda en osada pose como la heroína del comic : "Barbarella".

 

De todas las actrices que surgieron en los años sesenta, ninguna pudo ocupar un espacio más destacado que Jane Fonda. En efecto, la hija regalona de papá Henry, y hermana de Peter, consolidó una imagen sensual que arrebató un cúmulo de espectadores ávidos de "kitsch", erotismo galáctico, y nuevos aires estéticos provenientes del comic en : "Barbarella" ( 1968) de Roger Vadim, que por aquel entonces, estaba casado con la estrella.
Pero Jane no sólo fue la "heroína de los orgasmos interplanetarios", pues su vida estaba ligada a la rebeldía en momentos de máxima tensión producto de la guerra de Vietnam. Ella, hizo temblar a la Casa Blanca al encabezar las marchas de protestas por el conflicto, transformándose en toda una figura de la política de los "nuevos tiempos" reivindicativos, que se asomaban en Washington.  
Su carrera inicial no fue del todo brillante, pero su vida la transformó en el arquetipo de "la mujer liberada y en el reclamo juvenil del compromiso político". 
Después con el paso de los años, fue ícono del aerobismo, a guisa de los primeros VHS hogareños que explotaban el cuidado de la figura, en base a sugerentes ejercicios gimnásticos, sólo acicalados por la imberbe fanaticada.
Conquistó Francia con su exquisita manera de pronunciar el idioma regional, donde también hizo varias películas ( la mejor "Los felinos", 1964 de René Clement ), para establecerse luego en Hollywood con "Cat Ballout" : La Tigresa del Oeste"/ "La ingenua explosiva" ( "Cat Ballout", 1965), una inusual comedia western, narrada a dos voces ( entre ellos Nat King Cole ), que cantaban los acontecimientos de esta nueva heroína del far west, y donde se lucía vestida de apretados vaqueros y camisa arremangada en plan de ataque, junto al expresivo Lee Marvin, en el mejor papel cómico de su vida. 
Vino su rol en "La Jauría Humana" ( "The Chase", 1966) que se recuerda sobretodo, por la feroz golpiza que recibe Marlon Brando; "La noche deseada" ( "Hurry Sundown", 1967 ), un melodrama ambientado en el Sur con obvias implicancias eroticas; y "Descalzos en el parque" ("Barefoot in the park",1967), que la emparejó a Robert Redford, en esta especie de crónica realista a un joven matrimonio que comienza a desvanecerse desde sus primeros días, para dolor de sus espectadores.
Sus siguientes películas, fueron de menos a más : "Klute" ( 1971), "Todo va bien" ( 1972); "Casa de muñecas" ( 1973); y la estupenda "Julia" ( 1977) basado en la autobiografía de Lilian Hellman, donde compartió escena con Vanessa Redgrave, actriz inglesa de perfiles y caracteres parecidos a los de Jane. 
 
Con Robert De Niro en "Stanley & Iris", una hermosa historia de amor y esfuerzo por superar las trabas del analfabetismo.

 
Con Gregory Peck en "Gringo Viejo".


Montada en el toro de la indignación contra los prejuicios sociales, la guerra vietnamita, el maltrato familiar y en favor del feminismo más recalcitrante, Jane Fonda rodó después : "Regreso sin gloria" / "El Regreso" ( "Coming Home, 1978), "Llega un jinete" ( "Comes a Horsemen", 1978), "California Suite" ( 1978) y "El síndrome de China" ( "The China Syndrome", 1979), interesantes películas que la subordinaron a los filmes con contenido social y apego progresista.
De todas sus películas posteriores se destacan: "Los años dorados" / "En el estanque dorado" ( "On Golden Pond", 1981),  que la reunió con su padre Henry Fonda, unos meses antes de morir y la veterana Katharine Hepburn, en un drama sobre la tercera edad, que tiene mucho de reconciliación autobiográfica; "Agnes de Dios" ( "Agnes of God", 1985), sobre un caso paranormal: el embarazo inexplicable de una monja; "Gringo Viejo" ( Old Gringo", 1989), la estupenda adaptación de la novela de Carlos Fuentes; y la sólida "Stanley e Iris" ( "Stanley & Iris", 1990), con Robert De Niro interpretando a un analfabeto que aprende a leer y escribir mientras se enamora de Jane.
Como todos saben , la actriz pertenece a una dinastía familiar de actores, entre los cuales están : su padre Henry, gran actor del cine clásico de John Ford; su hermano Peter que consolidó su imagen de "outsider" con "Busco mi Destino" ( "Easy Rider", 1969), la cinta independiente más rentable de la historia del cine; y su sobrina Bridget Fonda, una intérprete estupenda acariciada por la belleza de su juventud en películas como : "Mujer soltera busca" ( 1992) ; "El pequeño Buda" ( 1993) y "City Hall" ( 1994).

Jane Fonda en sus comienzos. Ideal para mitómanos.

 
Peter Fonda "matándola por la carretera" con Dennis Hopper y Jack Nicholson en "Busco mi destino".


La preciosa Bridget Fonda siguiéndo la tradición familiar en el cine.

 
David Carradine en los tiempos de la fama televisiva con "Kung Fu".

  
Ryan O"Neal y su hija Tatum en "Luna de Papel" con que la niña ganó el Oscar.


 
Con Ali McGraw en la taquillera "Love Story".


Pero las dinastías familiares no termina allí. A vuelo de pájaro, también debiéramos considerar otros apellidos ilustres.
El multifacético John Carradine, que se distinguió en roles de carácter décadas anteriores, integró al cine a todos sus hijos, dedicados a la misma profesión.  
El desaparecido David Carradine que fue "Kung Fu" en la televisión, en la pantalla grande es recordado mejor por :  "Berta, ladrona y amante" ( "Boxcar Bertha", 1972); "Esta tierra es mi tierra" ( "Bound of Glory", 1976) y "El Huevo de la Serpiente" ( "The Serpent"s Egg", 1977), tres sólidos filmes de Martin Scorsese, Hal Ashby e Ingmar Bergman, respectivamente.
Keith Carradine, está especializado en roles de hombre sometido a conflictos amorosos como "outsiders" o instigador de dormitorios, en la senda de :"Quédate Conmigo" ( 1984); "Los Amantes de María" ( 1985) y "Calle sin retorno" ( 1989).  
Robert Carradine, es el menor de los tres hermanos, que atravesó del western, con "Los Cowboys"( 1972) al terror marino con "Orca, la ballena asesina" ( 1977), para recalar en un drama contemporáneo como "Regreso sin gloria" ( 1978) o una cinta de ficción en la línea de "Escape de L.A." ( 1996). 
Las dinastías fueron creciendo en los setenta, en la medida de lo razonable.
Stacy Keach y su hermano James Keach, hicieron de las suyas en filmes de acción y suspenso. Dennis Quaid y su hermano Randy, mezclaron sus presencias en roles estelares y secundarios con notable versatilidad.

Ryan O"Neal, cuya imagen fue una de las más explotadas por las revistas del corazón, a costa de su estelar en "Love Story", que hizo las delicias de la familia al actuar con su hija Tatum O"Neal en "Luna de Papel" y que alcanzó su mayor rol dirigido por Stanley Kubrick en "Barry Lyndon", también colocó a su hijo Griffin en el cine con pésimos resultados. A veces, ser hijo de tigre, no significa ser el rey de la selva.
Lloyd Bridges, que fue un actor B en producciones rápidas de ciencia ficción y después un actor A en series de televisión, consolidó su prestigio con la llegada de sus hijos Jeff Bridges, notable en papeles de duro, adelantado a su tiempo y retrógrado ( "Las Puertas del Cielo", "Tron" ; "Starman"; "Texasville" ; El Gran Lebowsky"; "Tucker, el hombre y su sueño"; "Temple de Acero" ); "; y Beau Bridges,  un magnífico característico especialmente dotado para el drama ( "Los fabulosos Baker Boys"; "Los descendientes" ).
Kirk Douglas, el "Spartacus" de Kubrick, arrebató los designios de su naturaleza, cuando le dió al cine un excelente actor, director y productor Michael Douglas ( "Wall Street"; "Atracción Fatal"; "Lluvia Negra" ; "La Guerra de los Roses"; "Traffic"; "Herencia de Familia"); un destacado productor y director de televisión Peter Douglas;, otro gran productor, Joel Douglas; y el desaparecido hermano menor del clan, el actor Eric Douglas( "The Flamingo Kid" ).
En las últimas décadas, el inmenso mercado que hay de niños prodigios ha significado una pléyade de nuevas figuras que son las verdaderas generaciones de relevo del lucrativo negocio. 
Las pequeñas dinastías superan a las grandes dinastías, y los hermanos artistas son más apetecidos en roles de producciones dicímiles que, juntos en historias donde se les emparenta.
Gajes del oficio familiar, el cine estadounidense sigue nutriéndose de estas nuevas camadas de hermanos y parientes, que logran congeniar con las bases sustentables de las grandes "majors".



Un "joker" todo terreno y un buscavidas rebelde.


Jack Nicholson en uno de sus roles emblemáticos para "Atrapado sin salida".


Jack Nicholson como el escritor demente de : "El Resplandor".

 
Como el Jocker de "Batman" dirigido por Tim Burton.


Jack Nicholson debiera encabezar cualquier lista de camaleónicos actores que surgieron en los sesenta - para consolidar sus carreras en las dos décadas posteriores - , con una acertiva forma de empatizar con el público, a golpes de sarcasmo, ironía, carisma, versatilidad y un sentido de la profesión "in situ".
Desde sus primeros años con Roger Corman, al éxito de "Busco mi destino" ( "Easy Rider",1969), y después a su absoluta radicalidad en la forma y en el tono al interpretar papeles complejos como en : "El Ultimo Deber"; "Chinatown"; "El Pasajero", "Atrapado sin salida", "Duelo de Titanes" y "El Resplandor", Nicholson demostró ser, en el buen sentido de la palabra, un "animal de la actuación". 
Ya no sólo en papeles más maduros, como en el húmedo y acalorado thriller sexual  "El Cartero llama dos veces" ( 1980), que destila erotismo por todos lados; o en la notable "El Honor de los Prizzi" ( 1985), donde se da el gusto de remedar a un Brando más irónico y mordaz; sino en todas sus películas contemporáneas, donde se copia y fotocopia con todos sus tics, únicamente así mismo.
Fíjense en el puñado de obras que tiene su carrera, para revisitar en DVD : "Las brujas de Eastwick" ( 1988); "Batman" ( 1989); "Los dos Jakes" ( 1989) que también dirigió prorrogando los enigmas de "Chinatown"; "Hoffa" ( 1992); "Cuestión de Honor" ( 1993); "Lobo" ( 1994); "Marcianos al Ataque" ( 1996); "Mejor imposible" ( 1999); Las confesiones de Mr.Schmidt" ( 2001) y "Código de Honor" ( 2001), entre muchísimas otras. 
Nicholson es por derecho propio, un "joker" todo terreno, capaz de improvisar sus interpretaciones y engañar a la cámara, con sólo una presencia retroactiva, sobrexpresiva, intensa, delirante y apabullante.
Entre sus últimas incursiones, siempre me quedo con "Los Infiltrados" ( "The departed", 2006) de Martin Scorsese, por dar la justa dualidad entre Leonardo Di Caprio y Mark Wahlberg, desequilibrando la aparente sutileza armónica del suspense con sus improperios y gozosas anomalías erráticas, como cuando muestra sugerentemente su falo en cámara. Es Nicholson en estado puro, aumentado a 1.000. Sin duda, un supercamaleón de la pantalla.

 
Harrison Ford como Han Solo junto a Chewbacca en la saga de "Star Wars".

 
Con Lukas Haas en "Testigo en peligro".

 
Como el arqueólogo Indiana Jones en la saga de aventuras de Spielberg-Lucas.


 
Con Asa Butterfield en "Ender"s Game", proximamente en cartelera.


Desde otro sector, Harrison Ford, tampoco debiera faltar en un recuento con los mejores intérpretes de estos años, sobretodo si se considera que, ha participado en seis de las diez películas más taquilleras de la historia.
Desde sus tímidas apariciones en "American Grafitti"; "La Conversación" y "Apocalipsis Ahora" a sus estelares en "La Guerra de las Galaxias", "Los Cazadores del Arca Perdida"; "Blade Runner; "Testigo en Peligro", "La Costa Mosquito", "Búsqueda Frenética"; "Secretaria Ejecutiva", "Juegos de Patriotas" y "El Fugitivo", Ford ha demostrado ser el heredero más directo de la tradición heroica impuesta por Douglas Fairbanks y Errol Flynn y con un cruce nada de incómodo con el inefable Cary Grant. 
Ford es un actor talentoso que no sólo es presencia escénica, sino la amalgama de la acción física con la destreza emocional, en grados superlativos. 
Como recuerda bien el crítico trasandino Hernán Ferreirós : "El renegado Han Solo fue el papel más importante de su carrera, porque fue el que estableció su persona cinematográfica y el que hizo posible todo lo demás. Han Solo, como indica su nombre, era un solitario, pero también un buscavidas rebelde, díscolo, travieso, insolente y con poco respeto por la ley, aunque fiel a sus principios. Han tenía todos los defectos de un antihéroe y todas las virtudes del héroe conviviendo bajo una misma piel. De ahí emana su sentido del humor. Otros personajes posteriores e igualmente exitosos de Ford, como el arqueólogo aventurero Indiana Jones o el yuppie sensible de "Secretaria Ejecutiva", son variaciones del mismo tema. Además, en casi todos los films que siguieron, Ford se volvió un personaje grave, meditativo, imperturbable, de sentimientos contenidos y tono monocorde. Acaso, ésta era su idea de un estilo actoral maduro". 
Y aunque cuesta convencerse, Ford ha envejecido bien. Veánlo como el Coronel Hyrus Graff, casi padre adoptivo de Asa Butterfield dirigiendo una academia de chiquillos estrenados para luchar frente a una aparente invasión extraterrestre en "Ender"s Game" ( 2013), próximamente en los cines . O como ese viejo pistolero atribulado, por la insólita mezcla algo demencial de "Cowboys & Aliens" ( 2011).
Sim embargo, para nosotros , Ford siempre será Han Solo e Indiana Jones, aunque cuesta sacárselo de la cabeza como el demente inventor Allie Fox que se refugia en la selva con su familia para transformarse en un semidios del hielo en "La Costa Mosquito" ( "The Mosquito Coast", 1986); o como John Book, el policía herido refugiado en la secta de los Amish en "Testigo en Peligro" ( "Witness", 1985), ambas valiosas películas de Peter Weir.  



Grandes Actores ítalo-americanos.

Robert De Niro sentado en la mesa con la madre de Scorsese, Ray Liotta y Joe Pesci en "Buenos Muchachos", una de sus grandes actuaciones.

Filmando "El Toro Salvaje", otra de sus inolvidables actuaciones por la que mereció el Oscar.

Dirigido por Martin Scorsese en el citado filme.
 
Con el niño Harley Cross en "Stanley & Iris" de Martin Ritt.

 
Con James Wood en "Erase una vez en América" de Sergio Leone.


 
Con Joe Pesci en la subvalorada "Casino", una pequeña joya.



Robert De Niro, curtido en los dramas urbanos de Martin Scorsese, ha sabido ser el "intérprete metódico por excelencia" que, sin embargo, como otros casos vistos, ya en la plena madurez de sus facultades, se deleita imitándose así mismo, sobretodo cuando debe interpretar comedias mundanas y pasajeras.
Nunca más grande que en : "El Padrino II" ( 1974); Taxi Driver" ( 1976); "El Francotirador" ( 1978); "El Toro Salvaje"( 1980) ; "Erase una vez en América" ( 1984); "Los Intocables" ( 1987) o "Cabo de Miedo" ( 1991). Ahí se encuentran las esencias fundamentales de su personalidad fílmica. Volcánico, subliminal, energético, romántico, sensible, vulnerable, recio, indomable.
Con De Niro llegamos al cenit del "Actor"s Studio" de Nueva York. En él, están las condicionantes más trabajadas por la institución : forma, fondo, intelecto, variaciones sicológicas, absorción del personaje en sus grados mínimos y máximos. Un acercamiento a sus papeles más característicos, nos da cuenta de lo complejo que resulta actuar, con total convicción de estar representado al personaje en toda su esencia. 
El boxeador Jake La Motta que hizo para "El Toro Salvaje", fue la astuta preparación conciente de De Niro, por salvaguardar los principios de la Academia del "método", que le dió las herramientas para transformarse en un ser único, casi a la misma altura de Lon Chaney Sr., pero con la rúbrica de Stanislavski.
Se podrá insistir que, ahora De Niro tiende a repetirse en sus manierismos, con comedias medios bobaliconas o insípidas historias de amor, que mantienen su impronta escénica. Sin embargo, hay que reconocer que, De Niro ha logrado catapultar una forma de actuar original y, lo suficientemente perdurable, como para hacer de él mismo, toda una escuela.  


Al Pacino, ha logrado transformarse en un ícono del cine norteamericano contemporáneo.
 
De lentes oscuros en "El Padrino III", una de sus mejores actuaciones de la mano de Francis Ford Coppola.


 
Metralleta en mano en la remake de "Scarface".


 
Desde otra perspectiva, Al Pacino, decanta los atributos del Actor"s Studio, con suficiente cordura como para reservarse los papeles que más exigencias le acarrean en sus ambiciones artísticas.
Abandonado por su padre cuando tenía dos años, vivió en las violentas calles del Bronx, donde tuvo que andar armado para defenderse.  Su única salida eran las películas que idolatraba desde pequeño. En realidad, era un pésimo estudiante y lo único que hacía bien, era el teatro. Tanto que abandonó todo lo demás, para dedicarse profesionalmente a perfeccionarse en la actuación. 
Tuvo de maestro al gran Lee Strasberg, y aunque participó en obras teatrales amateurs fue en el cine donde encontró su verdadero habitat.
Desde su inicial "Me, Natalie" ( 1969) que le sirvió para estelarizar "Pánico en el parque" (1971), donde encarnaba a un drogadicto, logró interesar a Francis Ford Coppola que le dió el rol de Michael Corleone en la mítica "El Padrino" ( "The Godfather", 1972). 
Acumuló fama y dólares, que amplió en virtud de un currículum selectivo y lleno de películas de indudable interés como : "Sérpico" ( 1973); "El Padrino II"( 1974); "Día de perros" ( 1975) ; "Justicia para todos" ( 1979); "Cruising" ( 1980);  las explosivas "Caracortada" ( 1983) , "Atrapado por su pasado" ( 1994) y "Fuego contra fuego" ( 1995).
Con su devastadora actuación en "Scarface"y su triste derrota con : "Revolución", Pacino ha tomado con tranquilidad su etapa de total madurez, para deleitarnos con grandes roles en los noventa : "Prohibida Obsesión" ( 1989); "El Padrino III" ( (1994); la oscarizada "Perfume de Mujer" (1992); "Frankie & Johnny" ( (1991); "Dick Tracy" (1990); "Atrapado por su pasado" ( 1994); "Donnie Brasco" ( 1995 ) ; El abogado del diablo" ( 1996); "El Informante" ( 1999).
También ha probado la dirección con "Buscando a Ricardo III" y "Chinese Coffee", sin gran éxito de público y crítica.
En todo caso, Pacino ha sabido administrarse en razón de una carrera ascendente, que lo mantiene en la cúspide del estrellato.


Damas de Hierro.

En "La Decisión de Sophie", Meryl Streep está brillante.

Con Robert Redford como la escritora danesa Karen Blixen en "Africa mía".

 
Con Clint Eastwood, actor y director de "Los puentes de Madison".

 
En su elocuente transformismo como Margareth Thatcher en "La dama de Hierro".


Meryl Streep, en los setenta y ochentas, logró encumbrarse por el cielo hollywoodiense con una sólida formación interpretativa, que sacó sus mejores lustros en películas como : "Kramer versus Kramer" ( 1979) ; "La Amante del Teniente Francés" ( 1981); "La Decisión de Sophie" ( 1982) y "Africa Mía" ( 1985).
Graduada del Vassar College y después de la Escuela de Teatro de Yale, probó los circuitos alternativos en Broadway y los programas de televisión, hasta que debutó en "Julia" ( 1977) de Fred Zinnemann, sobre la biografía de Lillian Hellman. 
Su capacidad profesional da para casi todos los géneros imaginables. 
Ha hecho comedias como "La diabla" ( 1990), "La Muerte le sienta bien" ( 1992) y "El diablo se viste de moda"( 2006), dramas intensos en la línea de "La Decisión de Sophie" ( 1982); "Reencuentro" ( 1996) y "Las Horas" ( 2002), biopics como cuando interpretó a Margareth Thatcher en la oscarizada "La dama de hierro" ( 2011); filmes románticos inolvidables como "Africa Mía" ( 1985) y la más entrañable "Los Puentes de Madison" ( 1995), thrillers originales  en el estilo de : "El ladrón de orquídeas" ( 2002) , o astracanadas infantiles como "Una serie de eventos extraordinarios" ( 2004).
Para ella, actuar tiene que ver con dejar abierto tu corazón a cuestiones vitales.
"Actuar es desconectarse de todo, excepto de lo que uno quiere y necesita. No es convertirse en alguien diferente de uno. Es encontrar lo similar, en lo que aparentemente es diferente", señala. 

Sigourney Weaver pasó de heroina atacada por aliens a dramas más profundos y de candente actualidad.
  
Susan Sarandon busca películas con temáticas de interés profundo.


Sigourney Weaver,por otra parte, calzó perfectamente con los estándares de mujer independiente de los setenta, incentivando con su trabajo a atreverse a ser la heroína en espacios reservados a los hombres, como lo demostró en : "Alien" ( 1979) y  "El año que vivimos en peligro" ( 1983). 
En cualquier forma, salió muy bien parada en cintas que elevaron su popularidad en las taquillas como : "Secretaria Ejecutiva" ( 1988) y "La muerte y la doncella" ( 1994)
Aunque nosotros también idolatramos la ecologista "Gorilas en la niebla" ( 1988). 
Susan Sarandon, debe ser por derecho propio la "plus non ultra" de las actrices de relevo, que entendieron el cine como un juego de obstinación para transmitir los problemas más recurrentes que nos afectan como sociedad. 
Desde que debutara en 1970, Sarandon ha logrado integrar en su carrera, un aire refrescante de compromiso, naturalidad y espontaneidad a porciones equilibradas.
"Nunca estudié actuación, infiere. En realidad, toda mi carrera se basó en la intuición y en una suma de casualidades felices". 
De actriz de carácter en películas de valioso contexto como "Primera plana" de Billy Wilder y "The Rocky Horror Picture Show" ( 1975) de Jim Sharman, Sarandon comenzó a dar que hablar con "Pretty Baby" ( 1978) de Louis Malle, para conquistar a la crítica y al público con "Atlantic City" ( 1980) también de Malle, al lado del veterano Burt Lancaster. 
En los 80 y 90, cautivó con sus roles de mujer desinhibida en "El Ansia" ( 1983), apetecible en "Las Brujas de Eastwick" ( 1987); liberal en "Thelma & Louise" ( 1991); y vulnerable en el drama carcelario "Hombre Muerto Caminando" / "Mientras estés conmigo" ( 1995) que dirigió su marido, Tim Robbins.   
Su amplitud de registros, también le permitió sobrellevar la carga emocional de dos filmes con niños : "Un milagro para lorenzo" ( 1992) y "El Cliente" ( 1994).
Nunca ha dejado de filmar, siempre y cuando sean filmes con contenido y temática de recurrente actualidad.
"El cine debe hacerse por pasión - indica-, y para pasar un mensaje, no para obtener un beneficio del 700 por ciento en taquilla". 
Cuestión de dignidad profesional.


Recios y Joviales.

Arnold Schwarzenegger en "El Vengador del Futuro". La nueva era del cine de acción se retroalimentó de músculos, adrenalina y pirotecnia con las bondades de los nuevos FX.
 
Sylvester Stallone con "Rocky" inició una exitosa carrera en el cine.

Christopher Reeve fue "Superman" abriendo la veta de los superhéroes del comic en la pantalla grande.


A la hora del balance, no podemos dejar pasar por alto, otras figuras que nos han acompañado en el cine de estos últimos treinta años.
En el cine de acción, marcaron una etapa Arnold Schwarzenneger y Sylvester Stallone que a su modo, representaron a los héroes de la pirotecnia, la ciencia ficción y el filme bélico más nacionalista. Sus rostros dejaron huella en gente como Chuck Norris, Dolph Lundgreen, Jean Claude Van Damme, Christopher Lambert, Steve Segal, Vin Diesel, Jason Statham, que intentaron imitar muchos de los designios de las películas más taquilleras de esos años.

Desde Inglaterra, Anthony Hopkins inmortalizó a Hannibal Lecter en "El Silencio de los Inocentes" (1991) y Michael Caine fue un adalid infantil insospechado en "Las Reglas de la Vida"/ "Las normas de la casa de sidra ( "The Cider House Rules", 1999). De ambos nos encargaremos en futuras entradas.
Aparecieron en la palestra desde Gran Bretaña : Gary Oldman, John Hurt, Jonathan Pryce, Hugh Grant, Liam Neeson.
En el baile y la onda disco John Travolta y Olivia Newton John se transformaron en íconos, para recalar en los años nostálgicos más dulces de los setenta. 
En papeles de gran reciedumbre, galán, figura épica, antihéroe, característico o aventurero están siempre ideales : Adrien Brody, Andy García, Alan Arkin, Adam Baldwin, Alan Rickman, Alan Alda, Arnold Vooslo, Aston Kutcher, Alan Cumming, Armin Müller Stahl, Alfred Molina, Antonio Banderas, Albert Salmi, Ben Affleck, Burt Reynolds, Brad Pitt, Ben Chaplin, Bob Hoskins, Bradley Cooper, Brendan Fraser, Brion James, Brad Dourif, Burt Young, Barry Corbin, Brian Dennehy, Benicio del Toro, Ben Kingsley, Bob Balaban, Bill Paxton, Bill Pullman, Ben Affleck, Bernard Hill, Benjamin Bratt, Brian Brown, Christopher Walken, Craig Wasson, Colin Farrell, Charles Bronson, Clive Owen, Christopher Reeve, Chris Cooper, Casey Siemaszko, Christoph Waltz, Charles Durning, Crispin Glover, Chazz Palmenteri, Clifton James, Charles Napier, Chris Sarandon, Charles Martin Smith, Cary Elwes, Dennis Hopper, Danny De Vito, Daniel Craig, Daniel Day Lewis, Danny Huston, Danny Aiello, D.B.Sweeney, Daniel Stern, Dan Hedaya, Dabney Coleman, David Keath, Dennis Franz, Dylan McDermott, Donald Moffat, David Morse, David Thewlis, Don Opper, Dick Miller, Everet McGill, Ed Harris, Elias Koteas, Ewan McGregor, Edward Norton, Eric Bana, Esai Morales, Edward James Olmos, Edward Herrmann, Frederic Forrest, Frank Langella, Fred Ward, F.Murray Abraham, Frank Whaley, Gene Hackman, George Clooney, Graham Greene, Gabriel Byrne, Griffin Dunne,  George Dzundza, G.D.Spradlin, Gary Oldman, Gary Sinise, Giancarlo Esposito, Harvey Keitel, Hugo Weaving, Huck Jackman, Harris Yulin, Hector Elizondo, Harry Dean Stanton, Hoyt Axton, Heath Leadger, Joe Pesci, Javier Bardem, Jeremy Irons, Josh Brolin, Jon Voight, John Savage, James Caviezel, John Cusack, Jaret Leto, Jude Law, John Malkovic, Jake Gyllenhaal, Joaquín Phoenix, John C.Reilly, John Goodman, John Rhys-Davies, James Woods, Joe Pantoliano, John Turturro, James Spader, John Lightwod, Joe Mantegna, John Leguizamo, John Larroquette, Jeff Danields, Jim Broadbent, Jon Lovitz, Jason Isaacs, Josh Lucas, John Wood, John Mahoney, Jason Scott Lee, Josef Sommer, John McGinley, Jeff Fahey, John Getz, James Remar, James Russo, James Hong, Jimmy Smits, Jerry Orbach, Jeffrey Tambor, James Karen, Joe Spinell, Judge Reinhold, James Tolkan, Joyce Van Patten, Jay O.Sanders, Jeroen Krabbe, Jon C.Reilly, Judd Nelson, Jeff Goldblum, J.T.Walsh, Kevin Spacey, Kevin Anderson, Kurt Russell, Keith David, Kevin Kline, Keith Gordon, Kevin J.O"Connor, Kenneth McMillan, Lance Henriksen, Luke Wilson, Matthew McConaughey, Max Von Sydow, Matt Damon, Mark Whalberg, Michael Fassbender, Michael Sheen, Michael Ironside, Mark Ruffalo, Michael Rooker, Mathew Modine, Michael Madsen, Nick Nolte, Orlando Bloom, Pierce Brosnan, Peter Weller, Phillip Baker Hall, Phillip Seymour Hoffman, Paul Bettany, Paul Giamatti, Peter Gallagher, Robert Duvall, Roy Scheider, Ralph Fiennes, Ray Liotta, Rutger Hauer, Ron Perlman, Richard Gere, Ronny Cox, Sam Neill, Russell Crowe, Robert Downey Jr., Richard Harris, Sam Shepard, Scott Glenn, Scott Wilson, Shia LaBeouf, Stephen Tobolowsky, Tom Skerrit, Tom Sizemore, Tommy Lee Jones, Tom Selleck, Treat Williams, Terence Stamp, Tim Robbins, Timothy Hutton, Tim Roth, Timothy Dalton, Tim Blake Nelson, Tobey McGuire, Tom Berenger, Tomas Haden Church, Val Kilmer, Vincent D"Onofrio, Viggo Mortensen, Woody Harrelson, William H.Macy, Willem Dafoe, William Hurt, Wes Bentley. 

Mel Gibson como "Mad Max" reconvirtió la "road movie" con grandes dosis de acción y violencia.
 
Kevin Costner en "Danza con lobos" / "Bailando con lobos", el resurgimiento del western épico.

  
Desde Australia, Mel Gibson se impuso con la fantaciencia Mad Max, y se sumó a la lista de actores especializados en la acción como : Bruce Willis, Tom Cruise, Ed Harris, Martin Sheen y un largo etc.
Con el soplo de los grandes clásicos, irrumpió como actor, director y productor Kevin Costner y su "Danza con lobos" ( Dance with wolfes", 1990).
Más no todo fue nostalgia. Michael J.Fox se convirtió en el adalid de los adolescentes de la ciencia ficción con su trilogía de "Volver al Futuro"/ "Regreso al Futuro" ( "Back to the Future", 1985), y detrás de él, irrumpió, una nueva generación de jóvenes díscolos, entre los cuales cabe señalar a : Matt Dillon, Kevin Dillon, Diane Lane, Drew Barrymore, Mickey Rourke, Emilio Estevez , Charlie Sheen, Tom Cruise, Ralph Macchio, Ethan Hawke, Uma Thurman, Christina Ricci, Christian Bale, Kyle MacLachan, Kevin Bacon, Kiefer Sutherland, River Phoenix, Keanu Reeves, Patrick Swayze, Anthony Michael Hall, Eric Roberts, Edward Furlong, Sean Penn, Elizabeth McGovern, Nicolas Cage, Eric Stolz, Elijah Wood, Emma Thompson, James Spader, Keith Coogan, Lea Thompson, Lou Diamond Phillips, Leonardo Di Caprio, Matthew Broderick.


Actrices y Comediantes.

Tom Hanks en "Forrest Gump"uno de los filmes más taquilleros de su década.


Johnny Deep en "Charlie y la fábrica de chocolates". Se trata de uno de los actores más versátiles de los ultimos años, que colabora habitualmente con el gran Tim Burton.


 
Con Winona Ryder en "El Joven manos de tijeras".

  
Deep sin máscaras, como sus fans le idolatran.


En el plano de la comedia, fue grande la irrupción de los cómicos de "Saturday Night Live" y otros espacios artísticos, que hicieron carrera en el cine, y otros portentos que labraron su nombre, con letras de molde y risas. 
Aquí cabe destacar los nombres de : Dan Aykroyd, Harold Ramis, Chevy Chase, Billy Cristal, Ben Stiller, Mike Myers, Tom Hanks, Leslie Nielsen, Robin Williams, Christopher Lloyd, John Candy, Eddie Murphy, Steve Martin, Jim Belushi, James Belushi, Ted Danson, y más adelante Jim Carrey, Mike Myers, Adam Sandler, Tim Allen, Chris Rock, Rob Schneider, Steve Carell, Sacha Baron Cohen y Will Ferrer. 
Un grandioso camaleón más joven hay en Johnny Deep, todo un ícono que con su transformismo, ha logrado marcar la filmografía de Tim Burton y el cine más original del sistema.  
"El joven manos de tijeras" (1990); "Ed Wood" ( 1994 ); "Dead Man" ( 1995); "La leyenda del jinete sin cabeza" ( 1999); "Piratas del Mar Caribe" ( 2003); "Charlie y la Fábrica de Chocolates" ( 2005); "Sweeney Todd" ( 2007); "Alicia en el país de las maravillas" ( 2010) y "El llanero Solitario" ( 2013), son buena muestra de la gran abarcabilidad que tiene el actor, para interpretar los personajes más excéntricos, diferentes y fantásticos que tiene el cine actual.

 
Jessica Lange como la "novia" de "King Kong".

  
Michelle Pfeiffer, una belleza con glamour y profesionalismo.



En materia de actrices, la lista no debe prescindir del particular encanto de Jessica Lange, que saltó a las portadas de los magazines como la novia iomposible de "King Kong" ( 1976), para demostrar, de que materia están hechos sus sueños con la remake "El cartero llama dos veces" ( 1981), donde efectúo algunas de las escenas eróticas más fuertes de la década junto a Jack Nicholson. 
Nominada al Oscar por "Cosechas de Ira" ( 1984), un realista drama rural; "Dulces sueños" ( 1985), un biopic sobre la cantante country Patsy Cline; y "Mucho más que un crimen" ( 1990), un buen drama político, Lange sabe adicionar a su belleza física, un sesgo de vulnerabilidad, fortaleza y humanidad que la hace singular en el ámbito interpretativo.
Martin Scorsese la llamó para "Cabo de Miedo" ( 1991), Tony Richarson para "Cielo Azul" ( 1994), Tim Burton la utilizó en "El Gran Pez" ( 2003), Wim Wenders para "La búsqueda" ( 2005) y Jim Jarmusch para "Flores Rotas" ( 2006) donde, aún en papeles secundarios, sale siempre bien parada, porque enriquece a sus personajes con el carácter de su fuerte personalidad ciematográfica. Es la chica ideal para "combinar algo que se convirtió en su marca personal : mujeres fuertes, inteligentes, enérgicas, pero vulnerables frente a los vaivenes de una sociedad hostil, o frente a las simples vueltas de la vida".
Tampoco debe estar ausente el extraordinario panegírico de identidades ya cosechadas, por la bellísima Michelle Pfeiffer, la rubia que causa insomnio.
De una carrera inicial de películas mediocres, elevada por la secuela de "Grease II", Michelle dió el tono de su arquetipo fundamental, cuando hizo de zorra indomable en "Caracortada" ( "Scarface", 1983), al lado de Al Pacino. 
De ahí, su amalgama de películas que la vuelven a poner en roles de mujeres sensualmente perversas, traviesas, díscolas, o chicas ingenuas, románticas, sanas como el yogurt. 
Vean la cantidad de películas antagónicas que ha hecho, con estas tendencias de su personalidad fílmica. Contrapongan por ejemplo, a la Gatúbela de "Batman, vuelve" ( 1992), o la intrigante Madame de Tourvel de "Relaciones Peligrosas" ( 1988), o Lea, la erótica prostituta refinada de "Cheri" ( 2009), con sus papeles de niñita de estirpe : Ellen Olenska en "La Edad de la Inocencia" (1993), Katya de "La Casa Rusa" ( 1990) o la mujer abnegada e indulgente de "Frankie & Johnny" ( 1991), o la adorable Rita de "Yo soy Sam" ( 2001).
Pasen de su azarosa performance como cantante retro en "Los fabulosos Baker Boys" ( 1989), a la más light chica de alterné de "Casada con la mafia" ( 1987). 
Existe entre estos dos extremos, la fuerza emocional descomunal que tiene la Pfeiffer, para entender el rol del intérprete, capaz de desdoblarse matizando sus interpretaciones con rasgos distintivos de su propio carácter.   

 
Julia Roberts desde "Mujer Bonita" a dramas de actualidad como "Erin Brockovick".



Kim Basinger como bomba sexy.

 
Nicole Kidman, la belleza colorina más interesante de Australia.

 
Otra actriz que se ha superado en estas décadas a ritmo de desaciertos es Julia Roberts. Partió rodando puros escarnios de serie B, hasta su genial secundario papel en "Un pedazo de Cielo" ( 1989) y su consagración definitiva con "Mujer bonita" ( 1990). Sin estar a la altura de una Katharine Hepburn, blanqueó sus propias limitancias, con una presencia vigorosa y refrescante que la transformó en la actriz mejor pagada de los noventa. 
Fíjense como avanzó en escasos años : de "Durmiendo con el enemigo" ( 1990), excesivamente melodramática a "Hook" ( 1991) como una Campanita" de la gracia y el encanto sutil; después al intelecto de "El informe pelícano" ( 1993); la potencia histriónica de la subvalorada "Mary Reilly" ( 1996) a la  modélica "Erin Brockovich" ( 2000)
Suma para la raya. Julia supo trascender lentamente, con la expectativa que siempre su presencia puede ser más, que una cara bonita. Lo logró pese al encasillamiento que en el último tiempo le ha llevado a protagonizar comedias romanticonas, medias alambicadas en el gusto light y cursi.
Otro ejemplo de crecimiento interior que se refleja en sus películas nos brindó la exhuberante Kim Basinger. Rubia de shopping center, cruzó la berma de la conformidad, cuando encarnó a la femme fatale de "Los Angeles al desnudo" ( 1997). Kim demostró que no sólo es un cuerpo deseable, exquisito y furtivo. También detrás de sus labios sensuales, se esconde una actriz, capaz de prescindir de los toques mágicos de la guardarropía, por un poco de humildad y sinceridad frente a cámara. 
Nicole Kidman llegó de la tierra de los canguros, para dejar saltando a los espectadores masculinos con el delicado trazo de su anatomía. Belleza en bruto, suple sus limitancias expresivas con una capacidad de sugestión atávica. 
Nunca más grande, que al lado del que fue su marido Tom Cruise, en "Ojos bien cerrados" ( 1999) de Stanley Kubrick. Nicole es espectacular como belleza física. Colorina que puede ser rubia y de una piel blanca como la leche descremada, parece increíble que ella nunca estuviera conforme con su aspecto estético.
"Si pudiera elegir, quisiera tener el cuerpo de Jeniffer Lopez, aunque jamás recurriría a una cirugía estética para conseguirlo", insinuó una vez. 
A partir de su rol de la codiciosa reportera de "Todo por un sueño" ( 1995) de Gus Van Sant, Nicole empezó a construír una imagen de intérprete madura y a ccesible a papeles de mayor complejidad.
"Retrato de una dama" ( 1996); "Moulin Rouge" ( 2001); "Los Otros" ( 2001); "Regreso a Could Mountain" ( 2003); "Las Mujeres Perfectas" ( 2004); "La Intérprete" ( 2004), "Hechizada" ( 2005), a sus dos roles que considero perfectos ( junto con su trabajo para Kubrick ): "Las Horas"( 2004), donde se afeó para encarnar a la escritora Virginia Wolff; y "Dogville" ( 2003) de Lars Von Trier.  
Hay en Nicole, una seguridad para abordar riesgos y papeles osados , que la hacen indispensable en cualquier balance con las mejores estrellas de Hollywood. 

Leelee Sobieski, una de las jóvenes actrices con belleza y talento del cine actual.
 
Rachel Hurd-Wood tan linda como la anterior.

Zooey Deschanel, otra de las promisorias estrellas de la pantalla grande.


Ejemplos de intérpretes hay cientos. Remitámos mejor a recordarles sus nombres, en esta lista ideal de actrices que han destacado en estas últimas décadas. Una manera de ser justos frente a la vastedad del tema que nos importa. Es cierto. No están todas. Excúsenme si olvido sus gustos. Como toda labor mitomaníaca, ésta considera las preferencias personales, que extraigo de un cuaderno donde he ido anotando sus películas, para no olvidarme de los títulos que acertadamente o erróneamente le colocan en su paso por la exhibición nacional. Bonne apetite !!!!
Anne Bancroft, Anjelica Huston, Angelina Jolie, Anne Hathaway, Anna Paquin, Anne Archer, Amanda Plummer, Annette O"Toole, Alicia Silverstone, Alison Lohman, Barbara Herschey, Barbra Streisand, Betty Midler, Barbara Carrera, Brooke Shields, Bo Derek, Britanny Murphy, Bonnie Hunt, Candice Berger, Candy Clark, Carrie Fisher, Cher, Carol Kane, Catherine Zeta Jones, Cybill Shepperd, Cameron Díaz, Cate Blanchett, Charlize Theron, Connie Nielsen, Carrie Anne Moss, Debra Winger, Dee Wallace Stone, Debra Winger, Demi Moore, Daryl Hannah, Diane Keaton, Diane Wiest, Daphne Zuñiga, Diana Scarwid, Dianne Abbott, Elizabeth Perkins, Ellen Barkin, Ellen Burstyn, Emily Blunt, Faye Dunaway, Franka Potente, Frances O"Connor, Fairuza Balk, Glenn Close, Geena Davis, Goldie Hawn, Gwyneth Paltrow, Greta Scacchi, Gabriel Anwar, Holly Hunter, Helen Hunt, Helen Mirren, Helena Bonham Carter, Holly Hunter, Heather Graham, Isabella Rosellini, Iman, Jeniffer Jason Leigh, Jamie Lee Curtis, Jodie Foster, Joan Cusack,  Juliette Lewis, Jeniffer Aniston, Jeniffer Lawrence, Jeniffer Lopez, Jessica Chastain, Jessica Alba, Julianne Moore, Joan Allen, Joanna Pacula, Jeniffer Connelly, Joanna Whalley Kilmer, Kate Hudson, Kim Catrall, Kelly Lynch, Nicole Kidman, Kate Beckinsale, Kristen Stewart, Kate Winslet, Kristin Scott-Thomas, Leelee Sobieski, Nastassja Kinski, Kelly McGillis, Kathleen Turner, Kristie Alley, Mellinda Dillon, Karen Allen, Nancy Allen, Lena Olin, Lorraine Bracco, Lorraine Gary, Linda Fiorentino, Laura Linney, Laura Dern, Lara Flynn Boyle, Laura San Giacomo, Linda Hamilton, Laurie Metcalf, Liv Tyler, María Conchita Alonso, Penélope Cruz, Mary Stuart Masterson, Mia Farrow, Meredith Salenger,Mary Elizabeth Mastrantonio,  Melanie Griffith, Meg Ryan, Meg Tilly, Michelle Williams,  Milla Jovovich, Mary Steenburgen, Mary McDonnell, Miranda Otto, Nancy Allen, Natalie Portman, Naomi Watts, Noomi Rapace, Olivia Williams, Penélope Ann Miller, Rene Russo, Rosie Perez, Robin Wright Penn, Rachel Ward, Rachel Weisz, Rachel Ticotin, Renée Zellwegger, Resee Whiterspoon, Rooney Mara, Rachel Hurd-Wood, Sharon Stone, Sally Field, Sissy Spacek, Sandra Bullock, Samantha Mathis, Salma Hayek, Sarah Jessica Parker,  Sean Young, Stockard Channing, Sally Kellerman, Suzy Amis, Scarlett Johansson, Saoirse Ronan, Teri Garr, Theresa Russell, Tia Carrere, Toni Collette, Thora Birch, Uma Thurman, Valeria Golino, Virginia Madsen, Viola Davis, Winona Ryder, Zoe Deschanel y Zoe Saldana.
Esta extendida nuestra modesta invitación a repasar sus películas en DVD o Blue Ray. Con la magia del on line sólo basta apretar el click y estaremos en la tierra de las Mil y una noches.

En realidad, podríamos estar todo el día revisando filmografías, porque actrices y actores hay una infinidad. Sin embargo, el viaje está llegando a su feliz término.
A la postre ¿ Qué hace famosa a una estrella ? 
Tal vez, el ícono de su personalidad cinematográfica. Su belleza es sólo la puerta de entrada. Lo difícil es mantenerse en el negocio. 
En este sentido, son pocos los que han logrado pavimentar una ruta segura y reconocible en el cine. 
En cierto modo, existen muchísimas exigencias laborales que los atañen y les obligan a lograr, cada cierto tiempo, al menos un éxito que los haga conocidos entre las nuevas generaciones de espectadores. 
Gajes del oficio. Sin duda. ¡¡¡ Hasta la próxima !!!!

Fotos-Gentileza : MGM- Warner Brothers - Universal Pctures - Paramount Pictures - A Certain Cinema - "The New York Times" - "Variety" - Dr.Macro - Classic Movie Corner - Classic Film Stars- Museum of Cinema- Al Hirschfeld Collection - Monzato Caricatures - Collection Header Image - Archivo Lobby Cards.-


Caricatura de Elvis Presley.


Caricatura de Marilyn Monroe.


Caricatura de Harrison Ford.


Caricatura con la tripulación original de "Star Trek".


Figuras icónicas digitalizadas de Arnold Schwarzenegger, Kurt Russell, Sylvester Stallone, Mel Gibson y Charles Bronson.



1 comentario:

  1. Saludos.

    Lo primero gracias por la página, es amena e ilustrativa. Y hay que dedicarle mucho tiempo.
    Lo segundo, quería comentar que la foto donde aparece Seam Connery y Ursula Andrews, en "Dr.No" el actor que los acompaña creo que no es Roger Moore, sino Jack Lord, que interpretó el papel de Félix Leiter.
    Hay que reconocer que en esa imagen y con el sombrero se pueden confundir.

    ResponderEliminar